Oximetría ¡sí, por favor!

Oximetría, ¡sí, por favor!

17/02/2020 Autor: Centro de Noticias MIR

Traducido por AB Medica Group s.a.

descargar pdf

Muchos pacientes con la enfermedad COVID-19 tienen niveles bajos de oxígeno incluso cuando se sienten bien. Los niveles bajos de oxígeno pueden ser una señal de advertencia temprana de que se necesita una intervención médica.

La pulsioximetría es el método que mide el porcentaje de hemoglobina de la sangre que transporta oxígeno. Muchos lo consideran un signo vital, como la presión arterial.

Se hace pasar un haz de luz roja por la yema del dedo mediante un aparato llamado pulsioxímetro. El nivel de oxígeno, o saturación (SpO2), se determina midiendo la cantidad de luz que se absorbe al pasar por la yema del dedo.

 

¿Por qué es importante la pulsioximetría en COVID-19?

La SpO2 normal suele ser de al menos el 95%. Algunos pacientes con enfermedades pulmonares crónicas o apnea del sueño pueden tener niveles normales en torno al 90%.

Una advertencia para cualquier proveedor de atención médica es si el paciente experimenta falta de aire o cuando la SpO2 medida es <95%.1

 

Resumen:

Todo el mundo, no sólo los médicos, sabe lo importante que es conocer su peso corporal, su temperatura, su frecuencia cardíaca, su presión arterial y su frecuencia respiratoria. Todas ellas son constantes vitales que proporcionan una cifra sencilla para medir nuestro estado de salud. Sin embargo, pocas personas son conscientes de su nivel de oxígeno en sangre.

 

La medición de otro signo vital: la oximetría

El oxígeno es transportado en gran parte por las moléculas de hemoglobina presentes en los glóbulos rojos. Se puede decir sin exagerar que cuando la hemoglobina es muy baja, como en el caso de la anemia aguda, ¡existe un riesgo de muerte instantánea! En la realidad de nuestro organismo, las moléculas de hemoglobina no siempre pueden transportar su carga máxima. En función de nuestro estado de salud, la SpO2 es, en el mejor de los casos, del 99%.

 

La hemoglobina y su capacidad de unirse al oxígeno de la sangre

Cada molécula de hemoglobina es como un automóvil con una capacidad de carga de 4 pasajeros, representada por las moléculas de oxígeno que entran en el pulmón en cada respiración. Si todas las moléculas de hemoglobina consiguieran cargar 4 moléculas de oxígeno, estarían al máximo de su capacidad: es decir, la SpO2 sería del 100%. Los valores normales de SpO2 están comprendidos entre el 95-99%. Cuando un individuo tiene problemas respiratorios debidos a patologías pulmonares, cardíacas o neurológicas, este porcentaje desciende, con valores < 95%. La causa de la reducción indicará la cuantía del déficit.

 

Funcionamiento del oxímetro

El oxímetro calcula el porcentaje de hemoglobina oxigenada (SpO2) midiendo las variaciones señaladas en un haz de luz de dos longitudes de onda (roja e infrarroja) que atraviesa una parte del cuerpo caracterizada por un buen flujo arterial (como los dedos de las manos o de los pies y los lóbulos de las orejas). Aunque no hace falta decir que el oxímetro debe utilizarse en pacientes con síntomas respiratorios, como la falta de aire, su uso es menos evidente, sobre todo, en individuos aparentemente asintomáticos cuando se sospecha una patología respiratoria, cardíaca o neurológica.2

 

1 Fuente: Departamento de Salud de Minnesota

2 Fuente: MIR Clinical Research

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *